jueves, 21 de mayo de 2015

¿Transferencia entre cónyuges en el nuevo Código Civil y Comercial?

Por: Dr. Eduardo Mascheroni Torrilla 

A consecuencia de la sanción y próxima puesta en vigencia del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, conforme Ley N° 26994, un tema a dilucidar y consecuente a las profundas reformas introducidas en materia de matrimonio y sociedad conyugal, es la admisibilidad de la transferencia o venta de un automotor inscripto entre cónyuges que se encuentran casados o separados de hecho o divorciados, lo que en el Código Civil dictado por Ley N° 340, ha sido expresamente prohibido en el artículo 1358, así como la donación, o transmisión gratuita, en el artículo 1807.
En el nuevo CCC, el  1002 inciso d), manifiesta que dicha transmisión está no permitida si existe una comunidad de bienes gananciales entre los cónyuges, por lo cual a contrario sensu, podría interpretarse que sí es factible si no hay comunidad de  bienes, esto es, si conforme a los artículos N°446 y concordantes, los cónyuges celebraron un convenio matrimonial y dejaron a salvo que el automotor es bien propio de uno de ellos y éste le cede o vende el rodado a su cónyuge, aún encontrándose casados, en razón que los cónyuges antes de celebrar el matrimonio, pueden convenir sobre la designación y avalúo de bienes que llevarán al matrimonio, y optar por el régimen patrimonial (común o separación de bienes), convención  en caso de optar por la separación de bienes –caso contrario se presume la comunidad-  que debe hacerse por escritura pública, puede ser modificada una  vez transcurrido un año de la primera convención, y anotarse marginalmente para su publicidad y oponibilidad a terceros en el acta de matrimonio (artículos 448/9).
Ello por cuanto, en la regulación de los contratos, se establece que el mismo resultará nulo si es stando bajo el régimen de comunidad de bienes, no se requiere de asentimiento para la disposición de los mismos (456), no responde un cónyuge por deudas asumidas por el otro con el bien de su titularidad ( 459), son considerados propios por haberlo indicado al realizar la convención  o adquiridos durante la comunidad con derecho a incorporarlo al patrimonio del cónyuge adquirente ( 464 inc. a y g)
celebrado por los cónyuges entre sí, e
En tal sentido, es atinado transcribir los artículos 1002 inciso d) , aplicables al efecto.
“ARTICULO 1002.- Inhabilidades especiales. No pueden contratar en interés propio: a)….. b)…. , c),  d) los cónyuges, bajo el régimen de comunidad, entre sí…..”
De resultar, lo que manifestamos, una recta interpretación de la norma, podemos concluir que ante un convenio matrimonial inscripto en el registro civil y celebrado en escritura pública antes de contraer matrimonio o rectificado o modificado, posteriormente a ello , publicitado a través del registro civil,  y aclarada la existencia de un automotor en sola titularidad de uno de los cónyuges, éste puede enajenarle el bien al otro cónyuge válidamente, quien incluso lo adquiere como bien propio y no de la comunidad ganancial, dejando constancia de esta circunstancia al momento de la compra.
Si cabe destacar, que en caso de deudas por la manutención del hogar, el bien puede ser gravado o embargado por terceros (art. 455 y 461).
Respecto al reflejo registral de estas normas que comentamos, consideramos que él o los interesados, deberán hacer conocer tal circunstancia en ocasión de adquirir un automotor o de enajenarlo, al Encargado del Registro Seccional, mediante la exhibición de original, y adjunta copia para su certificación, del convenio matrimonial que hubieren suscripto y el acta de matrimonio con la marginal de inscripción de aquel. Además porque debe probarse el carácter de bien propio (artículos 466 y 506)  y la administración del bien así como su disposición es libre del cónyuge titular (469 y 505).
Como valor agregado a esta nota, ¿que ocurre en caso de condominio entre cónyuges? la administración es conjunta así como la disposición (471). Y en caso de disolución por divorcio , o muerte de uno de los cónyuges o cambio de régimen matrimonial patrimonial, cesa el carácter de bien propio (art. 507/8).
Pero todo ello, seguramente, será motivo de implementación a través de preceptos incluidos en el DNTR.


No hay comentarios:

Publicar un comentario